Un nuevo artículo de la publicación académica Science, que salió esta semana, sugiere que el agua líquida puede estar bajo una capa de hielo en el polo sur de Marte.

El hallazgo se basa en datos de la nave espacial europea Mars Express, obtenida por un instrumento de radar llamado MARSIS (Mars Advanced Radar for Subsurface and Ionosphere Sounding). La Agencia Espacial Italiana (ASI) dirigió el desarrollo del radar MARSIS. La NASA proporcionó la mitad del instrumento, con la administración de la porción estadounidense liderada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la agencia en Pasadena, California.

El documento, escrito por el equipo italiano MARSIS, describe cómo se detectó un “punto brillante” en las señales de radar a aproximadamente 1 milla (alrededor de 1,5 kilómetros) por debajo de la superficie de la capa de hielo en la región Planum Australe. Este fuerte reflejo de radar fue interpretado por los autores del estudio como agua líquida, uno de los ingredientes más importantes para la vida en el Universo.

“El punto brillante visto en los datos MARSIS es una característica inusual y extremadamente intrigante”, dijo Jim Green, científico en jefe de la NASA. “Definitivamente, merece mayor estudio. Se deben buscar líneas de evidencia adicionales para probar la interpretación”.

“Esperamos utilizar otros instrumentos para estudiarlo más en el futuro”, agregó Green.

Uno de esos instrumentos estará en Marte más adelante este año. El módulo de aterrizaje InSight de la NASA incluirá una sonda de calor que excavará hasta 16 pies (5 metros) por debajo de la superficie marciana. La sonda, construida por el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), proporcionará datos cruciales sobre cuánta calor escapa del planeta y dónde podría existir agua líquida cerca de su superficie.

“Seguir el agua” ha sido uno de los principales objetivos del programa de Marte de la NASA. Actualmente, el agua está impulsando la exploración de la NASA en el sistema solar exterior, donde los mundos oceánicos , como la luna de Júpiter, Europa, y la luna de Saturno, Encelado, tienen el potencial de sostener la vida. Incluso los protoplanetas como Ceres pueden explicar cómo se almacena el agua en “cubos” rocosos que transportan agua a través del sistema solar.