El delicioso pan de muerto, que no puede faltar durante el tradicional Día de Muertos y en las ofrendas. Este manjar tiene su origen en la época de la Conquista de México y está inspirado en rituales prehispánicos, en los que estaban presentes los sacrificios humanos.

Los españoles sustituyeron estas prácticas y crearon un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo, simulando la sangre de las doncellas que sacrificaban, de acuerdo a algunas versiones.

Dejando de lado la historia macabra,  Nuestro Medio visitó algunas de las mejores panaderías y reposterías de la zona en búsqueda del mejor pan de muerto. A continuación, te compartimos las características de cada uno, para que puedas escoger el que más te guste.

En Elizondo Pastelerías elaboran el pan de muerto con su receta original, que tiene como principal ingrediente mantequilla pura, “que le da textura inigualable y sabor único”. Puedes pedirlo con relleno de crema batida o nata. Está disponible en tres tamaños, chico, mediano y grande y ya está a la venta. Al respecto la panadería dice “seguro nos recuerdas porque nos llevas en el corazón”.

Por otro lado, el pan de muerto de La Abeja, es artesanal y no lleva harinas preparadas, contiene mantequilla y el batido de la masa es a la antigua. Su receta data de hace 50 años. Cuentan con diversas presentaciones que van desde mini, chico, mediano, grande, extra grande y el de un kilo, conocido como “La Tumba”. La preparación es tradicional y en la presentación mini, lo puedes encontrar bañado con chocolate también.

En la pastelería fina Ruth´s el pan se prepara de forma tradicional y estará disponible la última semana de octubre. Solamente tienen una presentación de medio kilo, pero vale la pena probarlo.

En El Globo lo puedes encontrar en tamaño mini, mediano  y grande. En esa presentación además de la receta tradicional, también lo puedes encontrar con chocolate. Hay que destacar su sabor característico a naranja y agua de azahar y la decoración de su embalaje. Hay una promoción de 6 x 5 panes de tamaño individual y un paquete de pan individual más chocolate grande por $49 pesos.

El pan de Gino´s lo venden solamente en tamaño grande. Ya está a la venta y lo preparan de forma tradicional.

Maque, “la repostería de la abuelita” y una de las predilectas de la zona, ya tiene su pan de muerto listo para llevarse en tamaño chico, mediano y grande de hasta un kilo. La receta por supuesto es muy tradicional y predomina el sabor a mantequilla y a azúcar. Lo envuelven con papel celofán.

En La Era también lo preparan de manera tradicional y ya está a la venta en varias presentaciones.

La Esperanza es una panadería y pastelería en donde puedes encontrar pan de muerto ¡todo el año! Hay distintas presentaciones y sabores, pero este año crearon uno muy singular. Está relleno de dulce de calabaza y queso crema, cubierto de pepita caramelizada y amaranto.

En el Superama, lo puedes encontrar relleno de crema, de dulce de leche, nata,  avellana y chocolate en distintos tamaños y su sabor a mantequilla es una de sus principales características.

Procura comer los que no hayas probado para saber cuál escoger. Compártelo con tu familia o tus amigos y conserva una de las tradiciones más sabrosas de nuestro país