Por Angélica Riojas Latour (Vecina de ZE)

No importa si eres director de área, jefe de familia, capitán de tu equipo de basquetbol, entrenador de golf, hermano, padre o madre, o presidente de la sociedad de alumnos, sea cuál sea tu rol, saber ser un verdadero líder te abrirá puertas.

Un líder es una persona que actúa de forma congruente, alineado a sus valores y principios, una persona cuyas acciones están orientadas a generar resultados y que con base a una meta, define la visión y el camino para lograrla, obteniendo así el resultado deseado.

Si quieres ser percibid@ como líder te sugiero motivar a tu equipo y ser fuente de inspiración. Para ello es necesario saber escuchar y comunicarte asertivamente; es muy importante ser empático, así como reconocer y aprovechar los talentos de tu equipo. Mantén tus objetivos en mente, piensa bien hacia dónde vas y hasta dónde quieres llegar. Evalúa los riesgos; una buena toma de decisiones es fundamental, apóyate en tu equipo, en sus fortalezas y habilidades.

Predica con el ejemplo, hablar es sencillo pero actuar marca una diferencia abismal; se humilde y recibe retroalimentación con apertura y disponibilidad para hacer los ajustes que se deban hacer en beneficio de tu equipo. Haz de los resultados no deseados una fuente de aprendizaje y crecimiento; observa y evita caer en el mismo error, esto te permitirá evolucionar.

Y por último, establece límites, éstos me parecen básicos en todos los contextos, actúa con respeto e impulsa a tu equipo para ser mejor.

Desarrolla estas cualidades y toma el control de tus metas, acompaña y guía a tu equipo para que actúen y mejoren su situación actual, asume la responsabilidad que implica ser un verdadero líder. ¡Éxito!