Algunos de nosotros, hemos oído hablar e incluso hemos visto en acción a los famosos drones. En español, son conocidos como  vehículos aéreos no tripulados (VANT), UAV (Unmanned Aerial Vehicle).  Los drones o VANT, son vehículos que vuelan sin tripulación. Son capaces de mantener de manera autónoma un nivel de vuelo controlado y sostenido, y propulsado por un motor de explosión, eléctrico, o de reacción.

Los usos que pueden tener los drones son muy diversos:

  • Eventos, conciertos, desfiles de moda y hasta protestas o coberturas noticiosas, son captados por estos mini helicópteros que pueden volar más bajo y más cerca de la gente que un helicóptero real y tienen muchas más posibilidades de maniobra que un brazo de grúa.
  • Búsqueda de personas, ya que la posibilidad de volar a poca altura junto con una cámara de alta calidad que transmite en tiempo real, permite el reconocimiento inmediato de personas perdidas en bosques o montañas.
  • Facilitan el control fiscal y la vigilancia fronteriza; el Gobierno Federal de México los utiliza en dependencias como la Policía Federal, Sedena, la Secretaría de Marina y Cisen, entre otras.
  • Control de Incendios Forestales.
  • Investigaciones arqueológicas.
  • Fines geológicos.
  • Usarlos como satélites.
  • Usarlos por diversión.

El uso recreativo de los drones es fenomenal, sin embargo, tienes que considerar que La Secretaría de Comunicaciones y Transportes publicó un documento con el nuevo marco normativo que los Sistemas de Aeronave Piloteada a Distancia (RPAS, por sus siglas en inglés) tendrán que seguir en México. En el documento se mencionan las limitaciones, leyes, reglamentos, normas federales y locales, que deben seguir los operadores en tierra, sean personas físicas o morales.

Si quieres saber cuáles son los requerimientos para poder volar un dron y qué se necesita para registrarlo, consulta: https://goo.gl/r4fJ1A

Los drones más caros del mundo

Brain Farm es una compañía de entretenimiento y producción que se especializa en crear películas, TV, contenido digital y comercial. Y a ellos se les ocurrió la idea de instalar una cámara Phantom Flex 4K en un dron Aerigon Mk II. El costo total por haber instalado a estos dos “bebés” juntos, asciende a la friolera de ¡250.000 dólares!

La combinación es una auténtica maravilla, pero si tomáramos solo en cuenta la capacidad y la calidad de los drones por sí solos, el primer lugar sería para el dron para grabación profesional Freefly Alta 8:

Los drones de vigilancia Vanguard de Airbone, con cámara dual y zoom óptico 10x, están valorados en unos 40,000 dólares: