Por: Jorge Álvarez 

 Un eón, es uno de los cuatro períodos en los que se encuentra dividido el tiempo de la Tierra desde el punto de vista geológico y paleontológico. También son periodos de tiempo en los que se desarrolla un universo; mil millones de años, para ser exactos. Eón era el dios del tiempo eterno y de la prosperidad de la mitología fenicia adoptado por los romanos y era el nombre con el cual también era conocido el imperio de la Atlántida. Pero también es el nombre del proyecto alterno de Salvador Moreno, que fusiona el bolero, la canción ranchera, el rock gótico, el metal y la teatralidad, las artes escénicas y el histrionismo.

“Estamos explorando otro concepto, temática, estilo y una propuesta distinta. Quizás la única coincidencia es que al igual que con “La Castañeda”, busco crear una estética y un concepto con un discurso musical muy consolidado con la poética y la imagen”.

Bolero gótico

Aunque “Salvador y los eones” han pasado por distintas alineaciones y han editado dos discos: “Amormuerte” y “Relicario”, actualmente han encontrado el equilibrio y la integración musical y emocional, para poder crear con libertad. “Los temas que hacemos están muy enfocados al corazón; tienen mucho dramatismo de la época romántica y gótica que se refleja en sus atmósferas y sus letras. El concepto del grupo se forma de tres elementos principales: la herencia musical del bolero y la influencia de compositores como Agustín Lara, Javier Solís y José Alfredo Jiménez; la nueva escuela del metal contemporáneo y las artes escénicas. Cada uno de nosotros tiene la misma importancia y una gran responsabilidad escénica y musical, porque además estamos avocados a la conformación de un espectáculo de alto nivel”.

La banda tiene covers de canciones románticas clásicas y de bolero como “La copa rota”, “Cruz de olvido” o “El Jinete”, que han tenido una gran aceptación de parte de todos sus fans.

 

Los Eones

David Olea (guitarra, sintetizador y coros): estoy por cumplir cuatro años en la banda y me encanta componer y hacer música. Creo que tenemos una alineación muy buena, en la que todo lo que hemos pensado, lo expresamos. Mi canción favorita es la que no hemos hecho.


Herbey Morales (batería, piano y percusiones): llevo siete años en la agrupación y tengo la responsabilidad de llevar bien el tiempo. También toco el teclado y me gusta crear armonías y jugar con la instrumentación. Le tengo mucho cariño a “Relicario”, el segundo disco de la banda y en el que yo participé, pero el tercer disco que está por salir es mi favorito.


Didier Alvarado (bajista): hace cinco años hice audición para la banda y me quedé. Estuve un año, me fui y regresé hace año y medio. Estamos haciendo cosas muy padres y se nota el trabajo en equipo. Me encanta el nuevo disco, porque cada canción tiene una parte de mí.


Víctor Minuti (guitarrista): estuve desde el principio hace diez años. Estuve siete años y me salí dos años por motivos personales. La canción “Amormuerte”, es una de mis consentidas, “Dejavu” y todas las canciones del nuevo disco.


 

Salvador

El líder de la banda es excepcional: escribe, canta, compone y es un artista plástico, que ha sido pionero al utilizar elementos escénicos, performance y un histrionismo dramático y de gran calidad en sus proyectos. “Actualmente, también me estoy enfocando a pintar, pero todo es compatible”.

Salvador nos contó que todavía viene lo mejor para el grupo. “Hemos tocado en festivales importantes y en lugares como Chicago, Nueva York, Los Ángeles, Las Vegas, Denver y Dallas y cada vez ampliamos nuestra presencia en el interior de la república”

Y aunque Salvador y “La Castañeda”, cumplieron 28 años en la escena musical, él quería explorar otra sonoridad y estilo. “Yo no quería hacer un proyecto solista, sino una nueva banda y concepto. Producciones Garra ha sido participe de todo el proyecto de los Eones. Siendo un taller de arte experimental, Garra se convirtió en una pequeña empresa de arte y ha sido un apoyo y promotor de la banda, con vestuario, escenografía, performance e imagen. Tenemos este elemento adicional, del cual carecen muchas bandas y que es el concepto y el cómo hacerlo realidad”.

“El Bosque de los Remedios era mi patio trasero, donde me perdía horas jugando e imaginando a gnomos, duendes y hadas”

Sin embargo, Salvador también quiere descansar un poco del trabajo de Producciones Garra, pues durante muchos años, desarrolló una intensa exploración escénica y plástica. “Hicimos miles de eventos de distintas magnitudes, explorando usos de materiales, técnicas de circo, danza, teatro, espectáculos aéreos, happenings e irrupciones. Las cuatro patas donde está parada mi vida profesional es “La Castañeda”, “Salvador y los Eones”, Producciones Garra y la pintura.

Desde muy joven leí a Edgar Allan Poe, Lovecraft y a Nietzsche. Vivía en el fraccionamiento Las Américas, en Naucalpan, donde se ponía una gran carpa de circo y yo me infiltraba para ver a los actores y animales. Mi padre fue muy buen cantante y dibujaba, mi abuelo fue escultor y fueron una gran influencia. Me gustaba la poesía y la declamación desde la primaria y participé en concursos a nivel nacional. Siempre tuve el apoyo de mi papá, repasaba horas los poemas conmigo y tenía una gran actitud”.

Para concluir, Salvador nos contó que está feliz, porque su grupo está por lanzar su tercer disco y celebrará su décimo aniversario en el Teatro de la Ciudad.

  • Salvador estudió en la Escuela superior de Música.
  • También en la Escuela de Teatro del INBA y pintura paralelamente.
  • Su primera banda se llamó “Aborto social” y tocaban punk. Posteriormente participó en “La Caja de Pandora” y “Delirium”, grupos con un estilo de rock progresivo.
  • En 1989 nace “La Castañeda”, gracias a la influencia que tuvo el escritor Antonio Domínguez Hidalgo en Salvador Moreno.
  • Visita la página de Facebook / Salvador y los Eones.
  • La nueva canción “Nadie”, rinde un homenaje a Karen Rebeca Espinosa de los Monteros, joven que fue asesinada en Naucalpan y a todas las víctimas de feminicidio en el país.