Grupo de vecinos de Atizapán

Aunque el próximo 31 de diciembre está a punto de terminar su gestión, la presidenta municipal de Atizapán, Ana Balderas no ha presentado el Plan de Desarrollo Urbano Municipal (PDUM) que prometió a la ciudadanía, desde hace tres años y tampoco lo ha sometido a una consulta ciudadana. Un grupo de vecinos de Atizapán advierte que un nuevo plan podría aprobarse con una consulta “simulada”, con el objetivo de cambiar los usos de suelo en el municipio de forma “exprés”.

El plan vigente, es el que se realizó en la administración de Juan Antonio Domínguez Zambrano, que gobernó Atizapán del año 2000 al 2003.

Entrevistamos a un grupo de vecinos de nuestro municipio, entre los que destacan la señora Etelvina Gil, presidenta de la organización Damas y Solidarios de Lomas de Bellavista A. C., Ana Luisa Carrillo, dirigente social de Calacoaya, Federico Vázquez, vecino del mismo pueblo, el arquitecto Juan Carlos Sánchez Barrón, Emilio Molina, vecino de Atizapán y Rocío García, vecina de Cuautitlán Izcalli. Ellos manifestaron su inconformidad ante la falta de transparencia en la aprobación de un nuevo plan y exigen a las autoridades y a los desarrolladores, respeto al uso de suelo en nuestro municipio. De acuerdo a su testimonio, la administración actual, pretende la “aprobación exprés” de un nuevo plan, con una consulta simulada o a modo que provocaría un gran perjuicio a todos los habitantes de Atizapán.

Etelvina Gil, comentó que no existe un periodo específico para que las autoridades municipales aprueben un nuevo PDUM, pues han pasado 15 años desde que se aprobó el último. “Se iniciaron los trabajos para hacer un nuevo plan con David Castañeda y con Pedro Rodríguez, pero se dejaron inconclusos. Ya hemos enviado oficios al gobierno estatal y nos han contestado de manera favorable. Sin embargo, aseguran que los trabajos siguen”.

Ana Luisa Carrillo, señala que muchos de las empresas que construyen desarrollos en Calacoaya, quizás no tengan ni siquiera licencias de construcción, pues no han hecho ninguna aportación para la infraestructura urbana del Pueblo de Calacoaya, que fue el primero de Atizapán.

Federico Vázquez fue regidor de Atizapán en el periodo de gobierno de 1997-2000 y desde ese entonces, la comunidad luchaba por defender el usos de suelo y porque se transparentara el proceso del PDUM.

“Anteriormente se respetaban las áreas no urbanizables, según la simbología de los planos. Sin embargo, la zona de Madín era un área no urbanizable y ¿cuántos edificios no se han construido ahí? Se ha cambiado el uso de suelo a zonas residenciales de alta densidad. Anteriormente en Zona Esmeralda, existía una coalición de colonos  que avasallaron, les metieron gol y han construido un sinfín de casas y departamentos. ¿Quién permitió toda esta anarquía en materia de desarrollo urbano? Nos preocupan las factibilidades de agua potable, porque ya no hay agua. ¿Cómo van a hacerle con los fraccionamientos que autoricen?”.

El arquitecto Juan Carlos Sánchez Barrón, es vecino de Atizapán, tiene más de 13 años de experiencia en el servicio público y es el asesor de este grupo de vecinos.

Él comentó que “el objetivo de este movimiento es señalarle a la actual administración municipal, la omisión que tiene al cien por ciento en la elaboración de los trabajos para modificar el PDUM vigente, que es el del 2003. Con ese plan, Ana Balderas y su directora de Desarrollo Urbano, Claudia Gutiérrez Luaces, firman las licencias de uso de suelo. Queremos hacerles ver que en los trabajos que pretenden llevar a cabo para la modificación de este plan, hay una omisión total en el procedimiento completo, desde su origen, hasta la conclusión de este, que sería la emisión del Dictamen de Congruencia, por parte de gobierno estatal. El municipio tiene que cumplir con una obligación de ley, que está estipulada en el Código Administrativo del Estado de México, en el Libro Quinto, que dice muy claramente que la aprobación del PDUM se tiene que someter a la consulta ciudadana. Nuestra lucha es que se abra la consulta ciudadana para el plan, que suponemos deben de estar actualizando, que es el del 2003. Estamos en contra de que se logre un Dictamen de Congruencia, hasta que no sea consultado. No estamos en contra de la administración municipal, ni de los planes, siempre y cuando se cumpla con los procedimientos. Hemos instado a Ana Balderas a que instale el Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (Coplademun) y el Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN). En algún momento debieron de haber instalado el Coplademun, pero no lo sabemos, porque han dejado de publicar los acuerdo de Cabildo de manera pública. Creemos que nos van a sorprender por medio de la instalación del Coplademun. La mitad de éste comité está integrado por la ciudadanía y la otra mitad por servidores públicos. La mitad que está conformada por la ciudadanía tiene que tener suplentes. Y suponemos que estos suplentes, deben de ser miembros dela autoridad. De esta manera al realizar una sesión que puede ser extraordinaria, se someten a consideración los cambios de uso de suelo que no han podido lograr”.

De acuerdo a la declaración de nuestros vecinos, existe la posibilidad de que el gobierno de Ana Balderas realice una consulta “simulada”.

Ana Luisa Carrillo comentó que el grupo de vecinos cree que hay algo oculto, detrás del hecho de Ana Balderas quiera aprobar al término de su administración el PDUM. “¿Cuál es la intención? No hay una evidencia de corrupción de la que tengamos constancia, pero es muy preocupante que lo quiera hacer de esa manera

El arquitecto Sánchez Barrón destacó que la autoridad tiene la facultad de convocar a una sesión extraordinaria del Coplademun, en la que posiblemente se autoricen cambios de uso de suelo que provocarían más caos y anarquía urbana en el municipio.

Ana Luisa Carrillo señala que en el periodo de gobierno de David Castañeda, por acuerdo de Cabildo, se autorizó un presupuesto destinado a los trabajos de modificación del PDUM. “Fueron poco más de siete millones de pesos y se contrataron los servicios para realizar cartas urbanas, diagnósticos y talleres de trabajo, de los cuáles, algunos si se llevaron a cabo. Sin embargo el proceso no fue terminado. El presupuesto incluía la elaboración de los 204 planos de zonificación secundaria. Estos planos tienen un problema técnico, porque se traslapa la información . Por eso era tan caro dicho presupuesto, porque se iba a hacer un trabajo a detalle de todos y cada uno de los fraccionamientos, colonias y pueblos. El gobierno municipal nos informó que el Despacho Carlos Corral y Asociados es el encargado de terminar los detalles de este paquete de información”. Sin embargo, los trabajos del despacho no solucionan en lo absoluto, el problema del nuevo PDUM, pues ellos solamente están encargados de elaborar un sistema de información geográfica (SIG).

Por otro lado, el señor Emilio Molina Ochoa, mencionó que hace ocho años se intentó sacar el PDUM de manera exprés, pero no hubo una convocatoria pública.

 

Un plan regional

El arquitecto Juan Carlos Sánchez Barrón, está impulsando un plan regional en que está involucrado Atizapán, Naucalpan, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán, Tultitlán, Nicolás Romero, Santa Ana Jilotzingo e Isidro Fabela, a través de su despacho Asesores en Urbanismo y Ecología (ASURE).

“Siempre que hablamos de planeación urbana, se tocan temas álgidos: ¿Qué pasa con las vialidades, agua, basura, seguridad, abasto, salud, recreación y los servicios municipales? Pero tenemos que ser muy objetivos, precisos y con una mente muy abierta. Ha existido una ausencia de autoridad en la ejecución de los PDUM. Por eso pensamos proponerle al presidente electo, López Obrador, un plan regional en el que estén involucrados los anteriores municipios. Actualmente se presenta una condición política-urbana, favorable, en la que solamente dos presidentes municipales de esos municipios son priístas  y los demás pertenecen a Morena”.

Federico Vázquez destacó que desde el periodo de gobierno de Carlos Madrazo, en Atizapán, consideraba que la obra pública de equipamiento, no debería de tener un carácter municipal, sino metropolitano. “Por eso el fracaso de las obras viales de los deprimidos y de los pasos a desnivel, porque cada municipio lo hace como lo entiende sin comunicarse con las demás entidades. La autoridad debe de entender que para mitigar la problemática en materia de desarrollo urbano, movilidad y factibilidad de servicios, habría revisar si Atizapán de Zaragoza, ya se declara municipio saturado, en virtud de la poca reserva territorial que tenemos y de la calidad de servicios. Y hasta que no se cuente con un plan metropolitano o federal”.

Para concluir, Ana Luisa Carrillo exhortó a los atizapenses a no dejarse sorprender, a mantenerse atentos y a defender nuestro municipio. Etelvina Gil, invita a los lectores a buscar más información en la página de Facebook / Damas y Solidarios de Lomas de Bellavista.

Enrique Jacob Rocha, secretario de Desarrollo Urbano del Estado de México, declaró en una entrevista concedida a la revista Región MX, el día 25 de septiembre: “Algunas personas piensan que el gobierno estatal va a emitir directamente el Dictamen de Congruencia para que se apruebe el PDUM en el Cabildo de Atizapán. Nosotros no podemos emitir el dictamen, porque cuando se hizo una consulta pública hace dos años, hubo una serie de modificaciones legales, que obligan a una nueva consulta. Sé que la autoridad municipal, lo está considerando. El municipio puede hacer una consulta ciudadana y ellos deben de mostrar el PDUM, tanto cómo los planos y las tablas de uso de suelo. Es parte de lo que establece la ley. Tiene que haber una consulta de por lo menos un mes, con dos reuniones públicas y dejando a consideración de la comunidad de Atizapán, éste documento para consulta de quién quiera hacerlo. No vamos a emitir el Dictamen de Congruencia, si no realizan una nueva consulta ciudadana”.