La interpretación de canciones nació como un gusto para Armando, pero se convirtió en una necesidad vital y apremiante. “Es mi trabajo, pero si no me pagaran, yo lo haría gratis e incluso, yo pagaría por cantar. Silvio Rodríguez dice en su canción “Días y Flores”: “Si hay días que vuelvo cansado, sucio de tiempo,

sin para amor, es que regreso del mundo, no del bosque, no del sol”, y es en esos momentos en los que después de haber regresado del mundo, necesito limpiarme con la música, hago catarsis y suelto todo, después de tocar por tres o cuatro horas. Termino cansado, pero contento y lleno de energía a la vez”.

 

La música llegó para quedarse

Armando comenzó a practicar guitarra de manera autodidacta desde los 16 años y poco a poco tomó clases de canto y de guitarra, hasta ir perfeccionando su técnica y estilo. “En mi casa siempre escucharon mucha música. Mis papás fueron pintores melómanos y escuchaban distintos géneros. Mi padre escuchaba mucha música clásica, tango y ópera. Y a mi mamá le gustaban los boleros, las baladas y también la música clásica”.

Lo que más le gusta a Armando es la interpretación de canciones de diferentes autores. Tiene un repertorio de más de 600 piezas musicales.

La música de The Beatles, Paco de Lucía y Fernando Delgadillo, han sido una gran influencia para Armando. “Empecé a tocar música de The Beatles y también un día participé en un concurso, en el que escuché por primera vez a uno de los participantes tocar canciones de Fernando Delgadillo. Eso fue determinante para mí, la fusión y la riqueza de los arpegios y las armonías, son muy ricas en su obra”.

Nuestro entrevistado llegó a tocar en lugares como “El Sapo Cancionero” y en otros que han desaparecido, como “Café Conciencia”, “Mi Tierra”, “El Rincón Rojo” y en el “Rincón del Negro”. Siempre ha vivido en la zona de Satélite y lo que más le gusta de vivir aquí es la gente, el sentido de pertenencia de los vecinos y la vegetación.

“Cantando, he tenido muchas experiencias. Quizás una de las más entrañables y emotivas, fue un día que me invitaron a cantar a un cementerio, porque se cumplió el primer aniversario del fallecimiento, de un muchacho al cual le gustaban mucho las canciones que yo cantó. Todos llevaban globos blancos y fue muy emotivo. En otras ocasiones he interpretado canciones con las que los novios le piden matrimonio a sus parejas e incluso serenatas”.

Si quieres escuchar las interpretaciones de Armando en vivo, puedes hacerlo los viernes a las 20:00 horas en el restaurante Once Enchanted, en Las Arboledas; en la Pizzería Lunfardo, en la Zona Azul en Satélite los sábados a las 20: 00 horas y domingos a las 16:00 horas y los sábados a las 15:00 horas en la Taza de Pan en Fuentes de Satélite. También te invitamos a escuchar la canción “Puedo fallar”, escrita por Álvaro Carrillo e interpretada por Armando:

Si eres vecino de la zona y tienes algún talento, escríbenos a satelite@nuestromedio.com.mx para entrevistarte.