Hay circunstancias que impactan en la conducta emocional de los niños, por ejemplo cuando cambian de escuela, si nace un hermanito, o cuando se acerca el fin de cursos escolares. Los aceites esenciales son un aliado natural que te ayudará a tranquilizarlos. Nuestra vecina Mariangeles Montero Hüttich, nos compartió los siguientes consejos:

-El aceite a base de Cedro ayuda a los niños en sus primeros años de vida, fortalece su sistema nervioso y respiratorio, tranquilizándolos si están ansiosos.

-El de Romero, es un aceite indicado para favorecer la concentración; se le puede dar un masajito antes de ir a la escuela o si tendrán un examen. Apoya a los niños en etapas de transición (p.ej. tras divorcio de los papás, al cambiar de año escolar).

-Untarles Lavanda sobre raspones o golpes es ideal para niños traviesos pero también para pequeños inseguros porque los relaja y disminuye su inhibición.

-El aceite de Mandarina combate el estreñimiento y, aunque pocos lo sepan, nutre la creatividad de los chicos ayudándolos a expresarse a través del dibujo o la música, por ejemplo.

La experta indicó que los aceites esenciales puros, de grado terapéutico, también se pueden ingerir en gotas o ser diluidos con aceite de coco fraccionado. Si tienes dudas contáctala al 552215-0476