Las agencias de relaciones públicas y publicidad, cada vez adelantan más las fechas de consumo de la Navidad, con el objetivo de vender más y mejor. Sin embargo, para muchos de nosotros, la Navidad tiene un significado muy especial, al margen del consumismo, pues es la fecha en la que podemos compartir momentos inolvidables con nuestra pareja, familia o amigos.

Por esa razón, te sugerimos que si aun no has adornado tu árbol y colocado la decoración navideña de tu casa, lo mejor será hacerlo en familia.

Más allá de ser un simple acto de decoración, adornar el árbol de Navidad junto con nuestros seres queridos, nos ayudará a reforzar los lazos familiares y a estrechar el vínculo que tenemos con ellos.

Aprovechemos la oportunidad para bajar la guardia si estamos en constante estrés o si la convivencia diaria puede afectar nuestras relaciones.

Si vivimos en pareja y aun no tenemos niños, podemos preparar algo rico de comer o pedir comida a domicilio y aprovechar el tiempo para adornar el árbol y compartir tiempo juntos, para hablar de nuestros proyectos en común y de nuestros planes a futuro.

Y si tenemos niños, la esperanza en sus ojos y la diversión de adornar el árbol en familia, puede ser una actividad que nuestros hijos estén esperando durante todo el año, pues simboliza la unión familiar, los buenos momentos, las risas, los regalos y la llegada de Santa o de los Reyes Magos. Decorar el árbol, puede motivarlos y darles un momento increíble de felicidad. Podemos aprovechar y hablar de situaciones cotidianas, como de la escuela, sus amigos, saber cómo están y qué piensan de las fiestas de fin de año.

Pasar estas fechas junto a nuestras familias tiene beneficios emocionales, cognitivos y que favorecen el arraigo de nuestra identidad. Podemos sentir emociones como la ternura y empatía, al pensar en las necesidades de los otros y sentirnos apreciados por nuestros seres queridos.
Los beneficios cognitivos ocurren, por ejemplo, cuando organizamos cenas, pensamos en cómo en agradar a nuestra familia y aprendemos nuevas formas de convivir en esta temporada.
Desde el punto de vista de la identidad, sentir que se pertenece a cierta familia, agrupación, club u organización voluntaria, genera un sentido de pertenencia y valores positivos.

Te damos algunos consejos para disfrutar de la Navidad y el Año Nuevo en familia:

  • Compartir la decoración navideña.
  • Buscar las tradiciones familiares en conjunto.
  • Conversar con preguntas abiertas, es decir, preguntas que tengan como respuesta más que sí o no.
  • Hacer actividades familiares, para tener una navidad con causa; hay familias que regalan cenas o despensas navideñas a personas de bajos recursos o que comparten tiempo con personas de orfanatos o asilos.
  • Hagan una Navidad o Año Nuevo  temático: por ejemplo, pueden disfrazarse, hacer intercambios de broma o adornar de acuerdo a su gusto personal.