La prostatectomía radical es la intervención quirúrgica de mínima invasión que cura el cáncer de próstata, tumor más frecuente entre la población masculina mayor de 50 años de edad, informó el jefe de la División de Urología y coordinador del Programa de Cirugía Robótica del Hospital General Manuel Gea González, Carlos Pacheco Gahbler.

Destacó que esta cirugía se realiza con el robot da Vinci, tecnología con la que, desde 2014, cuenta este nosocomio, y con la cual se han llevado a cabo más de 200 operaciones, la gran mayoría para tratar cáncer de próstata.

Los pacientes que son candidatos para practicarles la prostatectomía radical, indicó, son aquellos que tienen el tumor confinado en la glándula prostática, y no hay diseminación de células cancerosas a otras áreas del cuerpo.

En esta operación, explicó, se extirpa toda la glándula prostática además de una porción del tejido que la rodea, incluidas las vesículas seminales, y se limpian los ganglios linfáticos, con lo que se erradica el tumor.

Carlos Pacheco abundó que el robot da Vinci es ideal para trabajar en cavidades muy pequeñas, de difícil acceso, sin necesidad de hacer grandes incisiones, y con ventajas como la reducción de tiempos quirúrgicos, mejores recuperaciones y menos complicaciones postoperatorias.

Después de la intervención quirúrgica se debe mantener en vigilancia al paciente, por lo que el médico tratante lo cita una vez al año para valorar su estado de salud.

Pacheco Gahbler señaló que actualmente hay más posibilidades de curar el cáncer de próstata debido a que se cuenta con mejor tecnología, pero también porque muchos de los casos llegan en etapas tempranas, lo que se refleja en el mayor número de prostatectomías radicales que se efectúan.

Destacó la importancia de la prevención, por lo que recomendó a la población masculina que a partir de los 50 años acuda una vez al año a practicarse el examen digital rectal y la prueba de antígeno prostático específico, mientras que los varones que tengan antecedentes hereditarios se realicen estos estudios a partir de los 40 años.

Los síntomas del cáncer de próstata, expuso el especialista, pueden ser molestias y aumento de la frecuencia para orinar, dolor, disminución de la fuerza y el calibre del chorro, aunque aclaró que, en algunos casos, no se presenta esta sintomatología.

Subrayó que mensualmente se efectúan entre 20 y 25 cirugías con el robot da Vinci en las diferentes especialidades como urología, ginecología y cirugía general, entre otras.

Comentó que el hospital trabaja para ser un centro nacional de formación de recursos humanos en cirugía robótica.