Disfruta el verano al máximo resolviendo con anticipación los pendientes que implica un viaje corto o largo. En cualquiera de los dos casos, avisa a vigilancia, a un familiar o un vecino de tu entera confianza que cuiden de tu casa el tiempo que estarás ausente.