La generación Z marca un cambio en la manera de educar, debido a que las condiciones de desarrollo han evolucionado a pasos acelerados. Se caracterizan por ser: pequeños que han convivido con la tecnología desde siempre lo cual representa un reto para lograr una formación óptima; valoran su privacidad y viven en la inmediatez; pierden el interés rápidamente. Así que para estimularlos, los educadores recomiendan a los papás:

  • Promueve su independencia: es importante permitir que los niños se desenvuelvan con libertad y dejar que se enfrenten a los retos que se les interpongan, ellos solos. Debes ser una guía, pero no alguien que resuelva todo. Al hacer esto, lograrás conducir y explotar su capacidad autodidacta.
  • Busca que se enfoquen: si bien, esta nueva generación se dispersa con facilidad, puedes explorar sus gustos y preferencias, de esa manera, encontrarás algo que realmente lo apasione. Al hacer esta búsqueda debes comprobar que la actividad lo incite constantemente a desarrollar sus capacidades.
  • Amplía sus círculos sociales: el uso de redes sociales debe ser supervisado en los jóvenes y limitado en los niños, es importante abrir los círculos sociales de tus hijos con actividades que involucren a sus compañeros de escuela y otros grupos, que conozcan más gente con la que pueden compartir intereses, pero eso sí, cuida que las redes sociales no sean su principal foco de socialización.
  • Provee herramientas de aprendizaje: por ser autodidactas, es importante proveer todas las herramientas posibles para que puedan desarrollar su inteligencia. Prueba con actividades que les permiten aumentar su curiosidad, aprender más y todo aquello que lo complemente como ir a museos, leer libros, apps, entre otras más.
  • Impulsa su autoestima: evita establecer comparativos, no sólo destaques un mal comportamiento, también dile lo que hace bien. Fomenta que conozca aspectos de su personalidad que lo hacen único y que le ayudarán a su desarrollo.

Texto compartido por Robotix, movimiento educativo que empodera los niños a través la robótica y las tecnologías exponenciales.