¿Sabías qué…?

Por Javier Casillas

Existen vinos tintos complejos, que requieren de una gran elaboración, largas horas de espera y paciencia para obtener la mejor calidad en color y sabor.

Es necesario esperar el momento adecuado para obtener la mejor relación acidez, tanicidad, color, ph y todo en el mejor balance posible.

Después de todo este tiempo donde colaboraron muchas personas es momento de embotellar el vino y esperar…

Esperar a que el vino viva y nos dé su mejor expresión, después de un tiempo, abriremos esa botella y nos sorprenderemos del resultado obtenido.

Y así es lo q pasa con un gran vino y así es lo que sucede con una gran nación.

Los mexicanos supimos esperar, supimos encontrar el momento ideal, encontramos la relación perfecta entre voluntad, responsabilidad, humanidad y solidaridad. Supimos enfrentar la adversidad y pusimos nuevamente el ejemplo que tenemos; la fórmula perfecta para hacer de México una gran nación.

Así como los grandes vinos, hoy nos tocara esperar y estoy convencido que en poco tiempo, podremos destapar a esta gran nación y podremos disfrutar de todo cuanto hemos realizado. Fuerza México y hoy más que nunca, canta, canta y no llores.