Toma nota y anímate a preparar esta receta, cortesía de nuestra vecina y repostera, Marina Magrini. Por si no lo sabías la forma de anillo de la Rosca de Pascua simboliza el amor infinito, el concepto de continuidad y de renacer eterno. En muchos países, incluido el nuestro, se comparte con la familia el “Domingo de Resurreción” junto con los tradicionales huevos de chocolate. Se le conoce  también como: Mona de Pascua (España); Kulich (Rusia); Ostertorte (Alemania); Colomba (Italia); Roscón Pascual (México).

-Ingredientes: 1 k de harina común; 1 sobre (11 g) de levadura seca; 160 g de azúcar; 5 huevos grandes); 10 g de sal; 200 g de mantequilla (a temperatura ambiente); 240 ml de leche; almendras tostadas.

-Preparación: Coloca sobre la mesa harina tamizada en forma de volcán, sobre los bordes la levadura, azúcar y sal. Pon al centro los huevos y une todo con las manos. Incorpora los ingredientes secos, agregar de a poco la mantequilla en cubos y la leche hasta formar una masa manejable. Déjala reposar en un recipiente enharinado cubierto con film plástico, hasta que duplique su volumen. Procede a estirarla con las manos, aplanarla, doblarla en dos, enharinarla nuevamente y conservarla por 24 horas en el refrigerador tapándola con film plástico. Pasado éste tiempo estará lista para utilizar. (Rinde para dos roscas medianas o una grande).

-Relleno: 500 ml de leche; 160 g de azúcar; 2 huevos grandes); 20 g de almidón de maíz; 40 g de harina; unas gotas de vainilla y 1 cucharadita de mantequilla.

Pon a fuego lento la leche con la mitad del azúcar. Aparte, mezcla los huevos con el resto del azúcar, harina y almidón tamizados y agrega otra mitad de leche caliente (sin hervir) batiendo enérgicamente. Lleva toda la preparación a la cacerola nuevamente y cocina por un minuto. Retira y agrega la vainilla y mantequilla. Refrigera.

-Armado de la rosca: Enharina la mesa y estira la masa en forma rectangular. Agrega huevo con una brocha en los bordes. Coloca el relleno en toda la superficie y esparce las almendras por encima. Enrolla la masa por el extremo más largo y dale forma de anillo hasta que juntes los extremos. Aplica huevo encima y hornea 45 minutos a 160º. Déjala enfriar y glasea con una mezcla de azúcar pulverizada y jugo de limón. Adórnala con cerezas o fruta fresca de la temporada.